Europa

De Barajas a Madrid Centro

Llegamos a Madrid a eso de las 6 de la mañana y nos encontrábamos con Jet Lag (después de dormir casi nada en el avión y pasar los controles aduaneros) y medio perdidos en la T4 de Barajas.

Una de las primeras cosas que nos sorprendió, siendo viajeros inexpertos pisando por primera vez la tierra española, fue la magnitud del aeropuerto y el hecho de tener que tomar un pequeño subte para llegar al punto de entrega del equipaje, si: un subte. Le preguntamos dos veces al señor de orientación, había que tomar un subte.

Una vez con el equipaje en mano el tema era ¿Cómo nos vamos hasta el hotel?
Nuestra familia de España nos había reservado un hostal por una noche cerca de la Gran Vía (Avenida más importante de Madrid) para dejar las valijas, bañarnos y como punto de partida para nuestra expedición de día entero.
Habíamos investigado varias formas de salir del aeropuerto hacia Madrid (sin tener que pagar un taxi), las opciones eran autobuses urbanos o el subte -o a la española «metro».

Nosotros nos habíamos decidido por el metro, ya que el hostal estaba cerca de la parada de metro Callao, y teníamos más o menos claro como llegar, pero saliendo del aeropuerto vemos un cartel promocionando un servicio express de bus que salía del aeropuerto hacia el centro de Madrid con espacio para valijas y paradas claras. Así que elegimos esta opción por ser más cómoda para dos viajeros recién llegados con valijas y cansancio encima. El valor del ticket del bus es de 5 euros y se pagan al chófer cuando subís. Nos bajamos en Cibeles y caminamos hasta nuestro hotel. Muy fácil y cómodo!
Madrid es una ciudad bellísima y super moderna. En nuestro próximo post les contaremos sobre nuestro recorrido por la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *